Comunicación, Coordinación y Diagnóstico en entornos clínicos y asistenciales

Los sistema de salud se enfrentan a una serie de retos complicados a medida de asumen nuevos niveles de riesgo e innovan con diferentes modelos de gestión sanitaria. La gestión poblacional de salud se identifica como un factor clave. Pero existen algunos problemas fundamentales y básicos necesarios para una adecuada gestión poblacional, como los problemas que encuentran médicos y enfermeras para comunicarse entre ellos y coordinar los cuidados entre ellos y con los pacientes.

El Institute of Medicine (IOM) american en su report publicado en Septiembre de 2015 (“Improving Diagnosis in Healthcare”) concluye la mejora del proceso diagnóstico requiere mayores niveles de colaboración, así como el proceso asistencial y mejorar la comunicación es clave.

El informe del IOM demuestra que para abordar problemas como los errores diagnósticos y de tratamiento es necesario también utilizar nuevos enfoques al problema y herramientas distintas a las tradicionales. El informe concluye que el proceso diagnóstico es un proceso colaborativo y va a requerir herramientas de colaboración que integren y favorezcan la comunicación de todas las personas que van a contribuir y colaborar en el proceso. Incluso implicar a los familiares y al paciente en el proceso, además de a los cuidadores, médicos, enfermeras y agentes sociales.

Además, se apunta como clave utilizar las TIC y mejorar los sistemas de notificaciones, algo que nadie discute. Y ya no se trata de potenciar la historia clínica electrónica, que ya debería ser un requisito y está llegando tarde, sino de dar un paso más allá: promover el intercambio, la colaboración y la comunicación.

En el año 2008, el equipo fundador de Medting tuvo la visión e inquietud de mejorar el proceso de diagnóstico y seguimiento de un problema concreto de un paciente, por parte de cualquier profesional asistencial implicado. Medting lleva ya más de 400 escenarios distintos implementados,  con diferentes complejidades y equipos asistenciales y en diferentes países. Procesos locales, globales, internacionales; casos complejos o comunicación y coordinación clínico-administrativa.

En un estudio de Ponemon Institute (USA), se comenta que el sistema sanitario está empezando a detectar que la falta de comunicación genera muchas ineficiencias, se estima en unos 11 billones de dólares al año para los hospitales.

 

Tiempo dedicado Tiempo desperdiciado por comunicación ineficiente
Admisión de un paciente 51 min 33 min
Coordinación respuesta en urgencias 93 min 40 min
Traslado de un paciente a otro centro 56 min 35 min

 

El sistema sanitario se jacta de hablar del paciente como eje principal, pero el paciente va más allá del sistema sanitario y quizás no necesite un sistema tan proteccionista ni paternalista. El paciente se mueve, viaja, cambia de sistema, ciudad o país, busca una segunda opinión o la opinión de un experto o amigo y tiene un entorno a su alrededor que le apoya en sus cuidados (residencias, centros de rehabilitación, etc.) o en su día a día (ejercicio, alimentación, etc.). La transición desde el hospital hasta el hogar o residencia es problemática.

La encuesta entre 955 profesionales sanitarios realizada por Harris Poll para PerfectServe en USA, donde se encuentran representados una amplia mayoría de actores del ecosistema: médicos especializada, primaria, enfermeras, gestores del caso y administradores.

La gran mayoría (98%) considera necesario mejorar la comunicación y la colaboración asistencial para reducir readmisiones y mejorar la gestión poblacional.

Algunos resultados interesantes:

Falta de comunicación

–          69% de los profesionales consideran que el cuidado del paciente se retrasa a la espera de información importante sobre el paciente.

–          Más de la mitad de los profesionales admiten que no siempre conocen al miembro del equipo asistencial con el que contactar en una situación determinada.

–          El 71% de los médicos apuntan que han perdido tiempo intentando comunicarse con el equipo asistencial.

–          Solo el 25% considera que pueden contactar con colegas para colaborar o consultar de una manera efectiva.

–          El 48% de los médicos ha sido contactado de forma errónea sobre pacientes que no están tratando.

Tecnología y seguridad

–          Teléfono (83%) y portales de paciente  (74%) son las dos formas más utilizadas de comunicación.

–          Entre los clínicos, cuando es necesario contactar con un médico especialista sobre algún caso complejo, la Historia Clínica Electrónica se utiliza solo un 12% de las veces.

–          La mayoría de enfermeras y managers no creen que la HCE sea adecuada para una comunicación efectiva con los médicos.

–          El 61% cree que las regulaciones de privacidad y seguridad (HIPAA) suponen un obstáculo para la comunicación y colaboración entre los miembros del equipo de cuidados.

Todo esto está llevando a proyectos para promover la comunicación y colaboración. Medting está implementando redes colaborativa complementarias e integradas con la Historia de Salud (EHR, HIE) que junte a todos los equipos asistenciales, clínicos y sociales que interactúan con el paciente dentro y fuera del sistema (residencias, hospicios, rehabilitadores, cuidadores, enfermeras, etc.) y, lo más importante, que esté integrada y conectada con la Historia de Salud para, por ejemplo, saber si el paciente está ingresado o en urgencias.

En un estudio publicado en Journal of General Internal Medicine (Abril 2015) por la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado se analizan los retos y problemas en la coordinación del equipo de cuidados, identificando dicha coordinación y comunicación como un componente crítico, y todavía no valorado, en la transición existosa del hospital al hogar del paciente.

Falta de tiempo, dificultad en encontrar otros médicos, falta de relación personal con otros médicos, falta de retroalimentación de información, discrepancia en la prescripción médica y falta de claridad en tests pendientes y cuidados en el hogar son los 6 problemas principales identificados  entre los profesionales que participaron en el estudio.

El estudio identifica diferentes formas en las que se podría mejorar la coordinación del equipo asistencial. Muchas veces los implicados no son conscientes de los problemas que se encuentran sus colegas, por ejemplo, simplemente saber si el paciente ha estado en urgencias del hospital o está ingresado por parte del médico de primaria o del equipo asistencial También problemas de coordinación en el seguimiento de un paciente al alta, tests pendientes o cuidados en el hogar.

Parece claro, por tanto, que mejorar la coordinación y comunicación del equipo de cuidados evita reingresos y pérdida de pruebas con la consecuente repetición innecesaria.

Comunicación y colaboración clínica son claves para la mejora del proceso diagnóstico así como para el seguimiento eficiente de un paciente y son aplicables y necesarios en los distintos escenarios clínicos como comités de tumores, socio sanitario, AP-AE, atención no presencial y colaboración multicentro. Medting está especializado en la creación de escenarios de colaboración y supone una herramienta clave (complementaria a la HCE) si una organización quiere mejorar la comunicación en el proceso asistencial y diferentes transiciones entre niveles del paciente.  A continuación se muestran escenarios donde Medting está aportando su solución (Comités de Tumores, Paciente Internacional, Coordinación del Equipo Asistencia, Atención no presencial, Académico, Hospital de Referencia, Intercambio de Pruebas Médicas / Radiología, Enfermedades Raras.

 

escenarios medting
 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *